viernes, 10 de febrero de 2012

Y sin embargo no te olvido

Hace tiempo que no sé nada de ti. La verdad, tampoco me interesa mucho. Tú pasas de mí y yo hago lo mismo. Cada uno ha conseguido rehacer su vida tras aquellos momentos que pasamos juntos. Aunque tú has conseguido olvidarme con más éxito, yo sin embargo te sigo teniendo en una parte de mi mente que de vez en cuando vuelve a mi memoria. Pensaba que era para ti tanto como tú lo eras para mí, pero me equivoqué. No pasa nada, de los errores se aprende y quizá yo fui uno más para ti. Sin embargo no sé si al no molestarme, soy una estúpida porque aún te quiero o si en el fondo sabía que ocurriría esto.
Hay personas que piensan que si te quiero no tengo cabeza, si te recuerdo no tengo cabeza, y si te echo de menos tampoco tengo cabeza. Tengo que decirle a esas personas que estoy de acuerdo, no tengo cabeza, pero tengo corazón y eso no hay quien me lo quite, porque ésta es de las pocas veces que lo he escuchado a pesar de tener a la razón diciéndome a voces: ''¡NO ES UNA BUENA IDEA!'' y que al final pareció que estaba en lo cierto porque no resultaste ser una buena idea, nada más que hay que ver la facilidad con la que me abandonaste, te olvidaste de mí, pero no me arrepiento de hacer lo que hice, de olvidarme de lo que mi sabia razón me dictó.
Me duele mucho verte, saber que esos recuerdos compartidos no volverán jamás, que tú ya tienes otra persona con la que crear nuevos, pero tengo que vivir con ello, es una realidad actual.
Sinceramente, me gustaría que supieras que te echo de menos, más de lo que yo pensaba que se podía echar de menos, y a aquellos recuerdos imborrables pero olvidables que me gustaría volver a revivir. Pero ambos pasamos el uno del otro, es una realidad, es lo que hay y es con lo que tengo que vivir,nbsp;y sin embargo no te olvido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario