miércoles, 28 de marzo de 2012

No olvides que te quiero

Cuidado con lo que deseas, puede que se cumpla y no te guste el resultado.
Si pudiese retroceder en el tiempo, retrocedería tiempo atrás, días, semanas incluso meses, o quizá un año entero. No me arrepiento de haberte conocido y en la vida creo que lo haré, créeme. De lo que me arrepiento es de no haberte hecho feliz de la forma que te mereces, de ser tan gilipollas como para hacer que te enamores de mí. Enamorarse. ¡Qué palabra tan bonita! ¿No es cierto? Todos deseando que llegue el momento de enamorarse menos yo, y aunque llegara no creo que lo aceptara, ni siquiera que lo reconociera. Mi cabeza es demasiado dura como para reconocer que he caído, que no soy más fuerte que el resto y que me pienso que puedo luchar contra el amor. Quizás puede que me enamorara una sola vez, pero mi cabeza tan asquerosa es capaz de eclipsar lo que quiere mi corazón. Es por ello por lo que el pobre está cohibido, ni siquiera se atreve a querer porque al mínimo rasgo de cariño ya está mi cabeza dándole caña para que olvide ese pensamiento.
Lo reconozco, puede que esté loca y que sea una romántica empedernida, pero tengo miedo a enamorarme, me falta ese poco de locura que tienen la mayoría de personas, y cuando pasa digo que no creo en el amor, digo que son náuseas, digo que es un virus. No, no son náuseas ni un virus nuevo que hay, son las famosas mariposas en el estómago que dicen en todas las películas de amor y son producidas por el maldito miedo de perderte. No intentes comprenderme porque ni yo lo voy a hacer, simplemente haré como que nada ha pasado, volvamos a septiembre, volvamos a empezar de cero, a ser dos simples desconocidos. Aún me quedan unas largas semanas para olvidar lo vivido que es lo que mi razón dice que es lo mejor, aunque me arrepienta, o aunque mi corazón esté como un papel arrugado, pero todo sea por ti. Yo solo quiero que seas feliz y en estos días parece que lo eres más, adelante. No olvides que te quiero aunque mi testaruda cabecita diga que no.


No hay comentarios:

Publicar un comentario