domingo, 4 de agosto de 2013

Lo único que nos une cuando el 'nosotros' acaba

Hay gente que cree en el destino. Y también hay gente que cree en las casualidades. Yo en cambio creo en que hay algo que nos retiene, algo así como un hilo que nos une, como un lazo totalmente irrompible. ¿Cómo explicar, sino, que después de un tiempo sin hablarnos volvamos a la rutina de hablarnos como si tal cosa? ¿Cómo explicar, sino, que siempre acabemos haciendo las paces sin que ninguno pida perdón? 

Mi teoría es, que ese hilo o lazo que nos une a veces se separa y casi se rompe. Nos aleja tanto que desde donde estoy apenas pueda verte. Ni a ti ni a tus sentimientos. Nos aleja tanto que los "Si te veo no me acuerdo de ti" son posibles, que los "No me acuerdo ni de su cara, ni de su risa" resuenan en nuestras mentes. Sin embargo eso que nos separa es capaz a la vez de de unirnos de nuevo, como un muelle o como un elástico, que cada vez que se estira vuelve a contraerse inmediatamente, ¿te das cuenta? Ésa es la única manera que hay para explicar nuestra relación: distanciados hasta no poder más y luego vuelta a unirse como si la separación no hubiera tenido lugar. 


La pregunta ahora es, ¿tenemos que seguir así siempre? Personalmente no quiero volver a saber de ti aunque mi corazón se esfuerce por ponérmelo un poco más difícil cada vez que te siento cerca. Ya no hay nada que nos una excepto ese estúpido lazo que no vemos. Ni si quiera tú sientes los arrepentimientos ni los 'perdón'. Ni si quiera yo confío en ti. ¿Por qué tener esa memoria de pez? Quisiera cortar, evaporar, destrozar, romper, eliminar, desintegrar y acabar con


eso que nos une para olvidarme de todo lo que he sufrido por ti. Para siempre. Será arriesgarme a arrepentirme, a querer volver atrás pero... ¿acaso he tenido alguna oportunidad de poder volver a un nosotros después de todo?