jueves, 12 de septiembre de 2013

¿Es esto un adiós?

Sé muy bien que tengo esto abandonado, que apenas me acuerdo de que tenía blog, y es que ya no encuentro inspiración para escribir pensamientos ni para expresar sentimientos propios. Lo que me inspiraba ya no es mío, y lo que me motivaba ya no está, aunque también sé que lo que fácil llega, fácil se va, y por ello no debéis culparme.

No sé si esto es un adiós, o es un hasta luego. Lo que sí sé es que conuntoquedevainilla aunque me siga identificando, ya no tiene sentido, al menos por ahora. Y quería escribir esta especie de "despedida", aunque bien sé que ni la mitad leeréis. De todas formas no cerraré el blog, lo dejaré abierto para aquellos que busquen inspiración, consuelo, indirectas o simplemente algo que leer. Puede que con el paso de las semanas, meses, años, vuelva aquí a desahogarme mediante palabras.


>A los que estáis desde el principio: Gracias. A los que aún seguís ahí, aunque no escriba: Gracias. Y a los que llegan por casualidad y me leen: Gracias también. Sin vosotros no seguiría teniendo visitas. 


Por último decir que aunque no escriba pensamientos ni pesadillas, como yo los llamaba, sí que sigo escribiendo cositas y acariciando el teclado para crear historias, solo que ya no es en Blogger. Si alguien se acuerda de CPI, la historia que comencé a escribir el año pasado y que ya hace tiempo que no comparto con vosotros, debo decirle que la historia continúa. Continúa en la página de Wattpad y si queréis echarle un vistazo, aquí os dejo el enlace: Cartas para Irene, Wattpad Si os pasáis, no olvidéis dejarme un saludo, un voto o algo. Os espero con ganas.


Pues lo dicho, un millón de besos vainilleros.





PD: No podía escribir sin compartir alguna foto.