miércoles, 11 de junio de 2014

Hoy vengo a confesarte lo que siento

Quizá Sevilla no es contigo, pero quizá tampoco es sin ti. Juro que jamás había sentido el vacío que siento cuando no estás cerca mía. Quizá es obsesión, que también, pero en cualquier caso no puedo vivir sin ti. 

He perdido metros que se han ido en mis narices porque venías detrás; he estado en los sitios donde estarías porque sabía que ibas a estar; he querido morirme para que tú me dijeses "¿A quién tengo que matar?". Por eso ahora no puedo negar lo evidente, ya es imposible. 


Ahora quizá es tarde. Ahora que no estás puede que sea tarde para decirte lo que siento, pero si no lo escribo me muero. Así que ésta soy yo, la misma loca que conoces echando de menos tu piel pálida, esa que tanto odian los demás y que a mí me da igual que odien. Echando de menos tu sonrisa de superioridad y autosuficiencia por mucho que te diga que la odie; lo que no sabes es que me muero por besarla. Echando de menos tus saludos de media sonrisa y un leve movimiento de cabeza cuando nos cruzamos, como si no nos alegráramos de tener al otro alrededor. Echando de menos que me necesites. Porque lo haces, me necesitas, aunque luego todos se hayan puesto de acuerdo en pensar que sólo me necesitas para lo que te interesa. Echando de menos querernos después de odiarnos: es una de las mejores formas de querer. Echando de menos las miradas entre clases y en mitad de ellas. Quizá tú sí, pero yo nunca he tenido con nadie la complicidad que tengo contigo. Dicen que cuando no necesitas palabras para entenderte, cuando las miradas son suficientes, ahí es donde empieza el amor. Si es así, yo ya estoy hasta los huesos. 


¿Por qué escribo esto y no lo digo? Porque no puedo. Porque no estás. Porque me hace falta tu mirada entre la gente. Porque las palabras no salen de mi boca como lo hacen de mis dedos. Por eso estoy aquí, de pie entre decenas de personas, ajenas a que una chica abre su corazón por medio de palabras para confesarte lo que siento, aunque ahora sea tarde. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario