martes, 27 de octubre de 2015

De pronto llegas

De pronto me sorprendo escuchando Ed Sheeran y me pregunto: ¿qué ha cambiado?

De pronto dejo de quejarme del pasado, de odiar el pasado y de sufrir por los fantasmas de otros que me persiguieron el tiempo suficiente como para dejar huella de la que se queda clavada en el corazón. Pero de pronto eso es agua pasada. De pronto han pasado apenas unas semanas desde las que me descubrí queriéndome a mí, queriendo tanto la vida como para acabar escribiendo. Y todos saben cuándo acabo escribiendo y no es cuando más libre estoy. De pronto me descubro queriendo volver a verte, con ganas de levantarme mañana y que me hagas reír o que me acaricies o que me sorprendas con algo tuyo que no conozco. De pronto me pregunto por qué has tardado tanto en aparecer en mi vida. O de pronto llega la noche y me pregunto cuánto más tardaré en verte y si lo haré al día siguiente. De pronto te echo de menos.


No estaba planeado pero las mejores cosas aparecen así. Igual que yo escribo sin que ninguna de estas palabras pasen por mi mente, sino que mis dedos son los que las dictan. Lo comparo con la vida, como todo últimamente. Mi corazón siempre es que dicta el camino. Todos los caminos llevan a Roma y tengo miedo de que mi Roma seas tú.

De pronto me sorprendo con cosquillas en el estómago, con sonrisas bobas cuando ya estoy en la cama o escuchando una y otra vez una estúpida canción de amor que un inglés pelirrojo cantaba a dios sabe quién pero que a mí me recuerda a ti.

"Déjate llevar", pienso. Pienso, pero nunca actúo. Pienso, pero creo que no existo. Pienso, pero tengo miedo.

No sé dónde me llevará nada de esto pero por lo pronto he recuperado mi duende y mi magia, mi inspiración para escribir, y hacía mucho que no tenía de eso.




De pronto llega alguien,
De pronto llegas.
-Sara Búho

sábado, 17 de octubre de 2015

La noche del 29 de Junio quise ir a la Luna

Quiero ir a la Luna. Es un pensamiento que tuve una noche volviendo a casa después de una etapa. Casa siempre está, por eso se llama casa; esa anoche la Luna era nueva, como mi nueva vida, y yo decidí que quería ir a la Luna. No me puedo morir sin ir a la Luna, al contrario que sin quererte como quiero.

Las cosas son como son y no te he podido querer como yo quería pero gracias por esa etapa que ahora cierro. Ir a la Luna lo relaciono con todo en esta vida: difícil pero no imposible. Yo no pensaba ser tan feliz como lo fui de pequeña y lo conseguí. Y algún día conseguiré ir a la Luna. Y algún día conseguiré querer a alguien como quiero querer, que este corazón no se puede morir sin haber querido con todas sus ganas. Igual que yo tampoco me puedo morir sin ir a la Luna.



martes, 13 de octubre de 2015

En presente sola, pero no solitaria

Esta noche vengo a hablar de la soledad. Hoy vengo a hablar de superación, de aceptación, de cosas completas y corazones felices. Hoy vengo a hablar de mí.

Me costó mucho superarte. Me costó mucho aceptar que no me querías, que sólo jugabas. Me costó aceptar que tenías la mala educación de no sonreírme cuando yo lo hacía, de no corresponderme cuando yo te quería. Me costó levantarme cuando me habías tirado por el acantilado más prominente sin pensar en cómo acabaría. Pero, ¿cuándo pensaste en mí?


Me creí incapaz de seguir adelante. Me rompiste en tantos pedazos que me hizo falta una aspiradora para no cortarme cada vez que pasara por encima de ellos. Y aún así estaba segura de que volverías y que lo harías cuando aún seguiría rota para ayudarme a juntar las piezas. Juraría que tú volverías al darte cuenta de lo que habías tenido siempre justo a tu lado. Te quería. Y menos mal que es pasado. Y menos mal que es pretérito imperfecto.


Era la mitad de lo que soy ahora. Gracias. Y gracias. Mil gracias. Infinitas gracias. ¿Qué has hecho conmigo? ¿Qué me has hecho? Ahora sólo quiero ser feliz. Ahora sólo soy feliz. Y menos mal que es presente.


En presente siento el frío en la cara y no me molesta. Siento el viento jugar con mi pelo y no se me enreda. Siento las yemas de mis dedos buscar algo que acariciar pero no eres tú. En presente no necesito más vendedores de humo como tú. En presente no lloro; sonrío. En presente quiero; me quiero. En presente canto. En presente bailo. En presente disfruto de la soledad; disfruto de mi compañía.



En presente soy feliz.